domingo, 3 de enero de 2016

Blancanieves y la fruta prohibida



Se desvive Blancanieves en gustar. Su energía, derrochada en el buen hacer, las buenas formas, la impoluta actitud. Símbolo de la perfección de la bondad, siempre disponible y afable, y sin negar nunca una sonrisa. Desenvuelta en la cocina, guisa sus platos con amor y dedicación para los comensales. Los siete enanitos, embelesados ante tal magnitud de belleza y benevolencia, se entregan sin medida. La Bruja, en cambio, con su manzana envenenada, encarna todo el mal: su fealdad pareja a sus viles intenciones, envidiosa, de crueles ademanes. Es odiada por todos; los pajaritos, los animalillos del bosque, y los enanos la temen.

viernes, 1 de enero de 2016

Ego


Foto de Broin en pixabay

Cuanto más me aferro al ego, más desdicha y sufrimiento. Más se acota el entendimiento. Menos gestos altruistas. Me victimizo o me engrandezco, todo gira en torno a mi, mi propia historia, absorbido en la memoria.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Más allá de la autoimagen

Por Ramiro Calle

Todos somos actores que tanto nos identificamos con nuestro papel que dejamos de ser nosotros mismos y cada día nos vamos alienando más. Esa es una tragedia de la que no nos dejamos cuenta. Y no hay peor tragedia, porque dejamos de ser nosotros para convertirnos en el que no somos pero creemos ser.