¿Quién soy yo?



Sabed que aquello que se difunde por todo el cuerpo es indestructible. Nadie puede destruir a esa alma imperecedera.
Bhagavad Gita


La pregunta que hay como título en esta entradilla es muy profunda en realidad, planteada por grandes maestros espirituales y filósofos unos cuantos siglos atrás. Detrás de esta pregunta hay un profundo entendimiento de nuestro Ser. Plantearse esta pregunta resulta esencial en el camino del autoconocimiento. Quizás, aquello a lo que nos identificamos y nos aferramos sin mesura, sea tan volátil como el propio pensamiento.


El alma es de un tamaño atómico, y se la puede percibir por medio de la inteligencia perfecta. Esa alma atómica flota en las cinco clases de aire (prana, apana, vyana, samana y udana), se halla dentro el corazón y extiende su influencia por todo el cuerpo de las entidades vivientes encarnadas. Cuando el alma se purifica de la contaminación de las cinco clases de aire material, su influencia espiritual se manifiesta.
Mundaka Upanishad

Menor que la más pequeña partícula de un átomo,
y aún más vasto que toda la extensión del espacio,
este Yo reside en el corazón de todos los seres.
Sólo quienes han retirado sus esperanzas de este mundo
están abiertas a la gracia de ese glorioso Yo,
y sólo ellas Lo ven.
Katha Upanishad




Concretamente, detrás de la pregunta ¿quién soy yo? se encuentra la respuesta, y la magia precisamente está intrínseca en la formulación de la pregunta misma. Pero en este caso me centraré en algo mucho más pequeño: mi historia personal.




Mi camino en el yoga


Durante varios años estudié diversas áreas como la Imagen, el Diseño (Formación Profesional de Segundo Grado), y finalmente la Cocina. Con todas esas pasiones dentro de mi, y con un interés creciente hacia el entorno humano, mi camino se dirige actualmente al estudio y desarrollo de herramientas que permitan sanar.

En el año 2006 comencé a practicar yoga en el Centro Nagual. La enseñanza en el centro comprendía multitud de técnicas dentro del Hatha Yoga tradicional y del Raja Yoga.

Durante mi estancia en Barcelona, en 2007, realicé un retiro de meditación Vipassana en el centro Dhamma Neru de Palautordera. Con una duración de diez días, comprendí la esencia de la meditación budista. Una práctica disciplinada de silencio que me permitió profundizar en la práctica de la observación ecuánime de todo lo que sucede, centrando mi atención en el cuerpo.

Realicé un viaje a la India en 2009, donde conocí la esencia del yoga. Estuve una semana en el Ved Niketan Ashram, donde practiqué el yoga basado en la Escuela Bihar de Swami Satyananda Saraswati. Un yoga que comprendía infinidad de posturas, asanas, pranayamas, meditación...

En 2011 empecé el curso de formación de Profesores de Yoga por Nirakara, con Gustavo G. Diex. Con una duración de dos años, fusiona la visión tradicional yóguica con el conocimiento científico. El aprendizaje incluyó estas vertientes:

  • Estudios de anatomía. Actitudes posturales. Biología celular. Sistema esquelético y muscular. Sistema nervioso, circulatorio y endocrino.
  • Técnicas del yoga. Asanas. Pranayamas. Yoga Nidra. Estudio de las emociones.
  • Filosofía. Textos clásicos del yoga y del tantra. Estudio de la Conciencia.
  • Pedagogía.
  • Laya Yoga. Kundalini Yoga. Estudio y práctica con los chakras. Kriya Yoga. Tattwa Shuddhi.
  • Mindfulness.
  • Dos retiros de una semana, con la práctica intensiva de técnicas avanzadas del yoga y del tantra.

Durante 2012 estuve colaborando como profesor de yoga en el centro de acogida a mujeres drogodependientes Los Almendros, Madrid, actualmente cerrado por los recortes.

En junio de 2013 empecé a dar clases en el centro social Acumace, en Madrid. Las posturas son más bien sencillas, dirigiéndose principalmente a personas de edad avanzada. También realizamos ejercicios de meditación, relajación y respiración.

A partir de septiembre de 2013 comencé a dar clases de yoga en el centro Lasmin Nature, cerca del metro de Canillas, en Madrid. Con una gran variedad de técnicas, que comprenden los estiramientos físicos y conscientes, ejercicios de respiración, meditación y relajación, los asistentes van sintiendo una evolución importante. Las clases tienen una duración de una hora y media.

A partir de octubre de 2013 comencé a dar clases de yoga en el centro Asami, en Tres Cantos, Madrid. En clases de una hora y media, se intercalan diferentes técnicas al igual que en Lasmin Nature. En abril de 2015 cerró el centro y empecé a dar clases en Kaia, donde aún sigo.

A partir de octubre de 2015 doy clases de yoga en Alba3, una empresa en Alcobendas.

Desde 2014 realizando programas de reducción de estrés basados en mindfulness.

Comentarios

Entradas populares